“No podemos repetir los errores del pasado que dejaron a miles de personas en el desempleo”

  • La responsable de Empleo de CCOO de Asturias destaca “la preocupación del sindicato por el paro de larga duración y la situación de los hogares con todas las personas en el desempleo”

Los datos de la EPA no permiten recoger debidamente el impacto sobre el mercado laboral del estado de alarma. Úrsula Szalata señala que “se está demostrando una vez más que la riqueza la genera la clase trabajadora” y “tendremos que empezar considerar socialmente como se merecen a los sectores más precarizados que están atendiendo las necesidades básicas en esta crisis, y que han pasado a ser esenciales pero que esenciales han sido siempre”. Además, “otro modelo productivo es necesario porque este es insostenible”

28/04/2020.

El INE acaba de hacer públicos los resultados de la EPA correspondientes a la situación existente en el primer trimestre de 2020, que analizamos a continuación para el caso de Asturias. Es necesario advertir de que estos resultados no permiten recoger debidamente el impacto sobre el mercado laboral del estado de alarma declarado el 14 marzo para la gestión de la crisis sanitaria provocada por la Covid19.

Al tratarse de una encuesta continua, las entrevistas a los hogares se han repartido de manera homogénea a lo largo de las trece semanas del primer trimestre, y los efectos del estado de alarma sobre el empleo son apreciables a partir de la semana 11, por lo que su influencia sobre la totalidad del trimestre queda diluida. En cualquier caso, hay que aclarar que la Encuesta considera a las personas en ERTE como ocupadas “si van a reincorporarse a su empleo en los próximos tres meses” y los tramitados en Asturias contemplan una duración media de 45 días. El INE advierte asimismo de que es probable que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo se hayan clasificado como inactivos al no cumplir con la definición de parado de la EPA, cuestión que no parece constatarse en el caso de Asturias.
Los datos que siguen son quizá más útiles para describir la situación previa a esta nueva crisis que viene a impactar sobre un mercado laboral que todavía no se ha recuperado de los efectos negativos de la crisis económica anterior, y aún arrastra profundos desequilibrios (pérdida de población, baja actividad, paro, precariedad, brechas de género…):
• Al contrario de lo que sucede a nivel estatal, la región ha continuado perdiendo población en edad de trabajar (16 o más años): -500 personas respecto del trimestre anterior, -2.300 en el último año y -57.000 en los últimos doce años. Asturias es la comunidad autónoma con peor evolución en este aspecto.
• La Encuesta atribuye a Asturias un descenso de 4.400 ocupados en el último trimestre, algo más intenso que la observada en años anteriores por esta época, y más moderado que el registrado a nivel estatal (-1,1% frente a -1,4%). La cifra de ocupados está por encima de la de hace un año, aunque somos una de las comunidades autónomas con menor creación de empleo en términos interanuales (+2.300, un +0,6%, frente al +1,1% en el conjunto del Estado). Únicamente un 43,63% de la población de 16 y más años tiene un empleo remunerado, 387.600 personas en cifras absolutas, que son 60.600 menos que antes de la crisis de 2008.
• Por sectores, la peor parte la lleva la construcción, que pierde 4.200 ocupados (-16,6%), aunque también se destruyó empleo en los servicios (-3.900; -1,3%). La industria suma 3.900 ocupados y con ello recupera todo el empleo perdido el trimestre anterior aunque, en cualquier caso, el sector tiene 15.400 ocupados menos que en 2008. Es previsible que la destrucción de empleo sea menos intensa en Asturias por la mayor presencia de la industria y menor de la hostelería y el comercio.
• La tasa de temporalidad baja, tanto en relación con el trimestre anterior (-0,9 puntos) debido a la destrucción de empleo temporal (-3.300 empleos); como respecto del año anterior (-0,2 puntos), en este caso gracias a una intensa creación de empleo indefinido (+9.700 ocupados; +4,2%). No obstante, en los últimos siete años de recuperación económica la tasa de temporalidad ha crecido 2,9 puntos y la región tiene 78.700 trabajadores con contrato temporal, prácticamente uno de cada cuatro asalariados, y son los que más riesgo corren de perder su empleo en la actual situación.
• También baja el peso del tiempo parcial: 49.800 asturianos, el 12,8% de los ocupados, trabaja a tiempo parcial, una proporción que se modera pero aun así supera en 2,1 puntos la de antes de la crisis de 2008. La destrucción de empleo también está afectando con mayor intensidad a este colectivo.
• La destrucción de empleo y el repunte de la población activa hacen que el paro suba en 5.800 personas en el primer trimestre del año, aunque hay que recordar que un año atrás el subió en 10.600 personas. Asturias es, de hecho, la segunda comunidad autónoma donde más sube el paro (+9,8%), sólo por detrás de Baleares, donde se dispara (+78,5%); la subida media fue del 3,8%. Según la EPA hay 65.100 personas buscando empleo activamente sin encontrarlo, 3.100 menos que hace un año (-4,5%); en la anterior crisis la cifra llegó a las 126.200.
• La tasa de paro sube hasta el 14,37%, y se mantiene ligeramente por debajo de la media española (14,41%). Recordemos que en lo peor de la anterior crisis llegó a alcanzar el 25,5%.
• Como era de esperar, se modera el peso del paro de larga y muy larga duración, aunque aun así 30.700 parados asturianos (el 47,2% del total) llevan más de un año sin encontrar empleo, y de ellos 22.800 llevan más de dos años (el 35,0% del total). Evitar que la situación de paro se convierta en estructural deber ser uno de los objetivos en la gestión esta crisis (en 2013 la región llegó a tener 73.400 parados de larga duración).
• Repunta la incidencia del paro en los hogares asturianos. El 10,23% de los hogares en los que hay personas que pueden y quieren trabajar, tenían a todas ellas en paro; la tasa supera en 2,3 puntos la media estatal.

Recordemos que los datos más actualizados de la Seguridad Social recogen que sólo en marzo se destruyeron en Asturias más de 11.000 empleos, en su mayor parte temporales; y los registros del SEPE contabilizaban, a 23 de abril, más de 83.000 parados, tras sumar 4.500 en marzo y 5.600 entre el 1 el 23 de abril, según datos avanzados por la Consejería de Industria. Además, hay 39.421 trabajadores/as afectados por los ERTEs tramitados en la región entre el 11 de marzo y el 22 de abril, cifra que no incluye los afectados por ERTEs tramitados ante la autoridad laboral estatal (Arcelor, El Corte Inglés, etc.).

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.