Los ERTE y la prohibición de despidos consiguen frenar la sangría de destrucción de empleo

  • Ahora toca reforzar los servicios públicos con todos los medios posibles, tanto técnicos como humanos

Sin las medidas económicas y sociales extraordinarias, fruto del diálogo social y muchas a propuestas del sindicato, la fulminante crisis del coronavirus tendría unas consecuencias aún más dramáticas. CCOO alerta de que se debe agilizar el cobro de prestaciones, establecer un ingreso mínimo para las personas sin recursos, y potenciar el salario social en Asturias para que en la desescalada nadie quede atrás.

15/05/2020.
SPE

SPE

Hay que seguir tomando medidas para proteger el empleo y a las personas. Tal y como resalta la responsable de Empleo de CCOO de Asturies, “el coronavirus está provocando un retroceso dramático en los lentos avances conseguidos para recuperarse de la crisis económica y financiera desatada en 2008”. Así, el último dato de afiliación a la Seguridad Social, conscientes de que en “circunstancias normales” abril debería haber deparado un crecimiento del empleo, el mes cerró en Asturias con 349.067 cotizantes, la cifra más baja desde 2015.
En abril ha habido una destrucción neta de 3.324 empleos en Asturias (-0,9%), que se suman a los 11.078 (-3,0%) del mes anterior. El balance provisional es, por tanto, de 14.402 empleos destruidos en los dos últimos meses. Para CCOO, dentro de la gravedad de la situación, “se ve que las medidas, que planteó y negoció el sindicato con el resto de agentes sociales, como la ampliación de los ERTE y la prohibición de despidos por causa del Covid-19, consiguieron frenar en abril la sangría de destrucción de empleo, tanto en Asturias como, más marcadamente, en el conjunto del Estado, donde la afiliación cayó en abril un -0,3%, tras caer un -4,3% en marzo”, prosigue Úrsula Szalata.
Sin estas medidas económicas y sociales extraordinarias adoptadas o en vías de implementarse, en algunos casos a instancias de CCOO (liquidez para las empresas, prestaciones por cese de actividad para los autónomos, subsidio extraordinario para empleadas de hogar y otros asalariados que no tenían derecho a desempleo, ingreso mínimo vital…), “el daño en el tejido productivo y la destrucción de empleo serían muy superiores”, resalta Úrsula Szalata.
En esta fase de desescalada, para CCOO, que considera imprescindible las medidas sociales para nadie quede atrás, se debe agilizar el cobro de las prestaciones, poner en marcha el ingreso mínimo vital para las personas sin recursos y potenciar el salario social en Asturias. Por tanto, “toca reforzar los servicios públicos, en especial el de empleo (SEPE), cuya plantilla está haciendo una gran esfuerzo, para garantizar las ayudas sociales: no son caridad, son derechos y es de justicia”.
Analizando por género los datos, la responsable de Empleo observa que “el balance de estos dos meses es más desfavorable a los varones (-4,4% frente a -3,5%), aunque debemos recordar que las mujeres tienen una mayor presencia en la economía irregular, que no figura en las estadísticas”. Para concluir, CCOO destaca que en todos los sectores de actividad se frena la destrucción de empleo, excepto en los Hogares y Personal Doméstico; mientras que la Sanidad ha seguido sumando cotizantes (+83), aunque menos que en el mes de marzo (+529).
Según datos de la Seguridad Social, a 30 de abril 59.221 trabajadores asturianos tenían su empleo suspendido, total o parcialmente, por un ERTE relacionado con el COVID-19, la mayoría (53.135, el 90%) de fuerza mayor; estas cifras incluyen los tramitados ante todas las autoridades laborales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.