Contra las violencias machistas

  • Con la “nueva normalidad” volveremos a las calles, siempre con responsabilidad, por lo que a partir de julio estaremos dando la batalla contra el terrorismo machista tal y como venimos haciendo todo este tiempo en todos los ámbitos y desde todos los frentes y escenarios

CCOO y UGT de Asturias, fieles a nuestro compromiso contra las violencias machistas, nos manifestamos los últimos martes de cada mes contra la violencia de género y todo tipo de violencia contra las mujeres. Tras decretarse el estado de alarma, el pasado 14 de marzo, nos vimos obligadas a suspender la protesta en las calles. En el contexto de confinamiento, hemos redefinido nuestras formas de movilización y denuncia porque, como sindicatos de clase, CCOO y UGT ni somos ni seremos cómplices con nuestro silencio.

29/06/2020.
contra las violencias machistas

contra las violencias machistas

Con la “nueva normalidad” volveremos a las calles, siempre con responsabilidad, por lo que a partir de julio estaremos dando la batalla contra el terrorismo machista tal y como venimos haciendo todo este tiempo en todos los ámbitos y desde todos los frentes y escenarios (también las calles).

En contextos de confinamiento como el que se ha vivido en España, y a nivel mundial, las mujeres que sufren la violencia machista constituyen un colectivo especialmente vulnerable, agravándose el riesgo en el caso de las mujeres que sufren violencia de género al verse forzadas a convivir con su agresor.

La ONU ha realizado un llamamiento mundial para actuar frente al repunte de la violencia de género durante la pandemia, y ahora que se ha levantado plenamente el confinamiento no podemos relajarnos. Más que nunca es necesaria la implicación de toda la sociedad, no solo porque ninguna víctima de violencia de género debe quedarse atrás (y por lo tanto debe garantizarse su independencia económica y vital), sino porque no debemos olvidar que la violencia machista es otra pandemia.

Desde aquí nuestro agradecimiento a todas las mujeres trabajadoras de los servicios declarados “esenciales” durante la pandemia, esenciales para nosotras todos los días, que sufren la parcialidad, la temporalidad y la precariedad. La violencia económica no es más que otro tipo de violencia machista que contribuye a que Asturias tenga la brecha salarial más alta del país. La igualdad en lo económico y en lo laboral es la puerta de entrada a la autonomía y a la libertad, primer e indispensable paso para acabar con las violencias machistas.

La violencia de género la paramos unidas.

Solo JUNTAS y JUNTOS pararemos esta pandemia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.