Comisiones Obreres d'Asturies | 29 febrero 2024.

Gracias a esos hombres y mujeres, a esas luchas que trajeron la democracia

  • Acto del 50 aniversario del Proceso 1001, recordando la historia de las Comisiones Obreras, la historia de la democracia española

 En una abarrotada Casa de Cultura de Mieres, con los testimonios de cómo vivieron aquellos días de hace 50 años, de Francisco Acosta, encausado y cofundador del sindicato; y Cristina Almeida, abogada defensora de los 10 de Carabanchel; y las intervenciones de Unai Sordo, secretario general de la Confederación Sindical de CCOO; José Manuel Zapico, máximo representante de CCOO de Asturias; Juventino Montes, presidente de la Fundación Juan Muñiz Zapico, que organizó el acto; y Marcos Muñiz, en nombre de la familia de “Juanín”, el asturiano del Proceso 1001.

22/12/2023.
50 Aniversario del Proceso 1001

50 Aniversario del Proceso 1001

El director de Fundación Juan Muñiz Zapico, Toño Huerta ejerció de maestro de ceremonias de un acto que inauguró José Manuel Zapico, dando las “gracias a aquellos hombres y mujeres, a aquellas luchas que trajeron la democracia”. El secretario general de CCOO de Asturias subrayó que perdieron el juicio del Proceso, pero ganaron el peso de la historia. Acto seguido se proyectó el documental “Diez para la linertad”: Marcelino Camacho, Nicolás Sartorius, Miguel Ángel Zamora Antón, Pedro Santiesteban, Eduardo Saborido, Francisco García Salve, Luis Fernández, Francisco Acosta​, Juan Muñiz Zapico "Juanín", y Fernando Soto Martín. El Proceso 1001 fue un juicio claramente político con un propósito: intentar dilapidar a las Comisiones Obreras. La oleada de solidaridad internacional y la presión de la calle, hicieron que la sociedad empatizara y mostrara su apoyo a los encausados, entre los que se encontraba el asturiano Juan Muñiz Zapico. Sin embargo, el atentado contra Carrero Blanco, hoy justo hace cincuenta años, el 20 de diciembre de 1973, hace que la dictadura y las fuerzas reaccionarias impusieran penas desproporcionadas.

Posteriormente, moderada por la periodista Helia González tuvo lugar una mesa redonda con Francisco Acosta, Cristina Almeida y Juventino Montes. Se habló de la importancia de la memoria para no repetir errores del pasado. Y se recordó que la minería de Asturias marcó el camino a seguir, hablamos de un movimiento espontáneo, que empieza a organizarse, hablamos de lo que hoy es el primer sindicato, las Comisiones Obreras. Un sindicalismo democrático y moderno.

A esto, Unai Sordo remarcó “la inteligencia de las clandestinas Comisiones Obreras, y por ello aquella salvaje represión”. Para concluir, el secretario general recordó la “importancia del Proceso 1001 incluso para interpretar la historia reciente de nuestro país” . Así, “ya no es patrimonio de CCOO es patrimonio de la democracia española”.