No podemos decepcionar

  • Tribuna del secretario general, José Manuel Zapico, en "La Nueva España"

 

23/04/2020.
Tribuna del secretario general de CCOO de Asturias en La Nueva España

Tribuna del secretario general de CCOO de Asturias en La Nueva España

No hay tiempo que perder. Hay que volcarse en seguir salvando vidas y, al mismo tiempo, en evitar que nos aplaste la crisis económica que ha provocado la Covid-19 y hunda a las personas en el desempleo, la precariedad y la pobreza.
Como primer sindicato de este país, tenemos una enorme responsabilidad y un compromiso con la clase trabajadora y la ciudadanía en general. Por eso, desde que estalló esta crisis, hemos puesto todos los recursos disponibles para atender y proteger a las personas, a través de nuestros servicios jurídicos, del departamento de salud laboral, o de los 2001 delegadas y delegados sindicales de CCOO en toda Asturias. Pero también hemos puesto nuestros medios y capacidades al servicio del Gobierno regional, del resto de agentes sociales y de nuestra sociedad.
Además, el conjunto de nuestra organización ha venido trabajando en las últimas semanas para establecer un paquete de medidas que nos permitan dar respuestas y, sobre todo, soluciones a los enormes problemas que nos esperan a la vuelta de la esquina. De esta forma, hemos elaborado un “Plan asturiano de recuperación”, con 50 medidas, que se articula en tres grandes bloques: un plan de contingencia para blindar el sistema sanitario y sociosanitario; una batería de propuestas para rescatar la economía real, proteger el empleo e invertir en el futuro; y, finalmente, un “programa de solidaridad”, porque necesitamos salir de esta epidemia más fuertes y con menos desigualdad.
Lo sabe bien nuestra federación de Sanidad (que por su trabajo sindical es la fuerza mayoritaria del sector): para fortalecer el sistema público de salud y sociosanitario es apremiante reforzar las plantillas y garantizar la realización de test masivos para controlar la epidemia, y evitar más bajas entre el personal que se está jugando la vida para salvar la de los demás. Porque no solo merecen nuestro aplauso, sobre todo merecen todos los medios para protegerse. También es urgente un plan de choque de inspecciones en residencias de mayores y centros de dependencia, así como blindar el servicio de ayuda a domicilio. Consideramos necesario, entre otras medidas, la creación de una reserva estratégica de material precisamente para garantizar la salud y seguridad, con los medios y equipos de protección que sean necesarios, frente a futuras epidemias o catástrofes. Hay que aprender de los errores.
Al mismo tiempo, tenemos por delante un desafío titánico (que nos obligará a realizar esfuerzos y sacrificios ímprobos, qué duda cabe) para devolver la vida a la economía real, salvaguardar el empleo y sentar las bases de un futuro sólido y sostenible, esperanzador. Para ello, en este segundo bloque, hemos propuesto varias medidas ambiciosas, entre otras: un fondo extraordinario de ayuda a pymes, profesionales y autónomos; agilizar al máximo el cobro de las prestaciones por desempleo para no dejar desamparadas a miles de personas; ayudas complementarias para facilitar reducciones de jornada y excedencias por Covid-19 y para mayores de 55 años en el desempleo; que la Administración del Principado garantice la “morosidad cero” y pague a los proveedores en cuestión de días; un “programa talento” para inyectar innovación y favorecer el impulso tecnológico de nuestro tejido productivo; y medidas más ambiciosas para proteger a los trabajadores y trabajadoras frente al virus. Dentro de este apartado hemos planteado una “Estrategia Asturias 2050” para, en el marco de un amplio diálogo social y político de progreso, definir los sectores estratégicos y el modelo productivo por el que debemos apostar para poner en marcha la recuperación de nuestra tierra.
Y finalmente, y no menos vital, hemos propuesto una tercera línea de actuación: un ambicioso “Programa Solidaridad”, para que efectivamente nadie quede atrás en el rescate ciudadano que habrá que afrontar. Empezando por reducir a cero las listas de espera del salario social y la dependencia; la renovación automática de todas las prestaciones sociales; el refuerzo de los recursos destinados a la red de protección de mujeres o anticipar las ayudas de alquiler, ampliando su cuantía y cobertura.
La sociedad asturiana está dando una lección de ejemplaridad: basta mirar a las personas que trabajan en la sanidad o la limpieza, en el transporte o en la alimentación. Están dando lo mejor de sí mismas en unas circunstancias muy complicadas. Las personas que tenemos responsabilidades políticas o sindicales debemos remangarnos y tomar decisiones, buscar acuerdos y poner en marcha soluciones. No podemos decepcionar. Asturias está cansada de ruido y polémicas estériles, necesita soluciones y hechos. Comisiones Obreras también lo demanda y empujaremos para ello.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.