Impacto laboral de la crisis del Covid19 en la juventud asturiana

  • La destrucción de empleo ha sido cuatro veces más intensa entre la población joven


CCOO elabora un informe sobre el impacto de la crisis del covid-19 en la juventud asturiana. “Se está cebando entre un colectivo que ya sobrevivía en la precariedad, con bajos niveles de actividad, mayor presencia en la economía irregular, alta incidencia del paro, elevada temporalidad y tiempo parcial en el empleo, bajos salarios…”, explica Ana María Rodríguez. La responsable de Juventud espera “que la concertación que se inicia en Asturias ponga el acento particularmente en la juventud, porque sin ella no hay porvenir, y para que no vuelva a pagar la mayor factura como ocurrió en la crisis de 2008”

22/05/2020.
juventud

juventud

El informe recoge que entre febrero y abril han desaparecido 3.615 cotizantes de entre 16 y 29 años, lo que significa que en los últimos dos meses uno de cada diez jóvenes asturianos ha perdido su empleo, cuando en circunstancias normales deberían haberse creado en torno a mil empleos entre el colectivo.

También subraya que los cierres y la paralización de buena parte de la actividad económica desde la declaración del estado de alarma han impactado, sobre todo, en el empleo temporal, y los jóvenes son, precisamente, el colectivo más castigado por la temporalidad.

En cuanto al paro, entre el 29 de febrero y el 30 de abril el número de parados y paradas menores de 30 años aumentó en 2.349 personas, un incremento inédito, del 21,7%. En dos meses el número de demandantes inscritos en el SEPE se incrementó el 64,7% (un 49,3% entre los mayores de 29 años).

El informe destaca, entre otros datos, que ni siquiera dos de cada diez jóvenes tienen empleo; que su tasa de empleo es la segunda más baja del país; que su probabilidad tener empleo es prácticamente la mitad que antes de la anterior crisis; que el 44% de los contratos que firman son doblemente precarios; que sólo un 18,3% es las personas jóvenes viven fuera de su hogar; o que desde 2008 ha habido unas 47.000 salidas de la región de jóvenes entre 15 y 34 años.

ELIMINAR LAS AYUDAS QUE FAVORECEN LA INSERCIÓN LABORAL Y LA EMANCIPACIÓN DE JÓVENES SERÍA SUICIDA

Desde la dirección del sindicato se saluda la rectificación del Gobierno regional, que inicialmente había decidido suspender las ayudas dirigidas a la contratación de menores de 30 años o los proyectos de emancipación, entre otras. “No hay nada como el diálogo -que ha faltado aquí- para no cometer errores”, destaca Ana María Rodríguez.

Audios asociados

Ana María Rodríguez

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.