Las casi 11.000 personas paradas más en los últimos tres meses son las víctimas laborales de la pandemia en Asturias

  • El Ingreso Mínimo Vital y el Salario Social no son beneficencia sino justicia y no desincentivan la búsqueda de empleo, sino que servirán para generar actividad económica, ya que van al consumo de los hogares
  • CCOO resalta que los datos del paro reflejan que las mujeres siguen siendo la cara precaria del empleo precario que además y más en esta crisis sanitaria, siguen cargando con las tareas familiares
  • El sindicato recuerda que para paliar los daños económicos y laborales de la Covid19 hacen falta medidas realistas y solventes como las del Plan Asturiano de Recuperación, para garantizar el empleo

CCOO insiste: la pobreza y la precariedad no pueden ser los pilares laborales. La fulminante crisis desencadenada por la expansión del coronavirus continúa impactando sobre el mercado laboral, aunque sus efectos se vieron amortiguados en el mes de mayo. “Estos datos del paro, no por ser menos malos, no dejan de reflejar una auténtica situación de emergencia económica y social sin precedentes” agrega la responsable de Empleo de CCOO de Asturies. Así, “las 10.920 personas desempleadas más en Asturias en los últimos tres meses son las víctimas laborales de la pandemia”, resalta Úrsula Szalata. Además, “hay 83.860 personas en paro registradas, la cifra más alta en los últimos tres años”.

02/06/2020.
Servicio Público de Empleo

Servicio Público de Empleo

Para CCOO sigue siendo muy preocupante que el paro siga subiendo entre las trabajadoras y en sectores muy feminizados, ya que baja en la industria y construcción, “donde estamos infrarrepresentadas”. En palabras de la responsable de Empleo, “las mujeres seguimos siendo la cara precaria del empleo precario; además y más en esta crisis sanitaria, seguimos cargando con las tareas y cuidados familiares”.
En relación a la protección de las personas, CCOO se muestra contundente: “El Ingreso Mínimo Vital y el Salario Social, este último fruto del diálogo social, no son beneficencia sino justicia y servirán para generar actividad económica y pondrán freno a la economía sumergida; va al consumo de los hogares y no a cuentas en Suiza. No incentiva la búsqueda de empleo la economía sumergida, desicentiva que las empresas se aprovechen de la vulnerabilidad de las personas ofreciendo trabajos sin cotizaciones reales". Cabe reseñar que sigue habiendo muchos parados y paradas sin prestaciones: en marzo la cifra ya rondaba en Asturias las 40.000 personas; por lo que el Ingreso Mínimo Vital cobra más importancia aún si cabe por mucho que les pese a determinados sectores. 

CCOO insiste en que, “para dar respuestas eficaces a la gente que se queda sin empleo, se debe poner patas arriba la formación, adecuándola a la situación actual”.

Para paliar los daños económicos y laborales de la Covid19, el sindicato recuerda que hacen falta medidas solventes y realistas como las del Plan Asturiano de Recuperación, en las que se plantea garantizar el empleo e incentivando la contratación de los colectivos más vulnerables, con un planes de rescate a la Pymes y micro Pymes, así como al trabajo autónomo, para que vuelva la actividad y las persianas puedan volver a abrir, siempre garantizando la seguridad.

Audios asociados

Úrsula Szalata

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.