Comisiones Obreres d'Asturies | 29 febrero 2024.

Carta al presidente de OTEA

  • Misiva de la secretaría general de CCOO de Asturias a José Luis Álvarez Almeida, de la patronal de hostelería asturiana

14/07/2023.
Carta a OTEA

Carta a OTEA

Estimado José Luis,

La precariedad y el fraude en la hostelería son una realidad que no debemos negar, sino combatir. Es falso que en la hostelería los trabajadores y trabajadoras deciden sus condiciones de trabajo: ni deciden su salario ni la duración de jornadas. Negar la realidad no resuelve los problemas.

Desde Comisiones Obreras queremos que la hostelería asturiana sea un sector con futuro, que ofrezca calidad e innovación. Sabemos que una buena parte de empresas son profesionales, invierten en su negocio y respetan los derechos. Pero también sabemos que otras abusan y lo hacen con impunidad. No se puede ofrecer un servicio premium con salarios low cost.

Nos gustaría que la patronal de la hostelería dejase de dar cobertura precisamente a las empresas que solo buscan dinero rápido, que no respetan los derechos básicos y que abusan de sus trabajadores. Los y las dirigentes de la patronal tendrían que ser los más interesados en impedir estas prácticas porque son los que destruyen las oportunidades de futuro del sector.

La patronal de la hostelería tiene dos opciones: seguir negando la realidad o trabajar para cambiarla. Mirar a otro lado mientras lo habitual del sector son las jornadas interminables y el fraude en la contratación; o remangarse para garantizar que la hostelería no sea una trituradora humana y el paraíso del fraude laboral y el dinero negro.

Pueden seguir con sus leyendas urbanas, como la falta de mano de obra, o reconocer la realidad: el 40% de los contratos en la hostelería en Asturias son de jornada parcial. De hecho, duplicamos la media nacional. Los datos son tozudos: el problema de la hostelería no es que falte mano de obra sino condiciones decentes para trabajar.

Y este es el problema de la patronal de la hostelería en Asturias: les encantan las grandes declaraciones y los discursos plagados de buenas intenciones pero cualquier parecido con la realidad es mera casualidad porque luego hacen justo lo contrario de lo que dicen. Un dato: bloquearon durante más de diez años la negociación del convenio colectivo. Diez años en los que condenaron a la pobreza a las miles de personas que trabajan en el sector, porque la intransigencia y el inmovilismo de OTEA hizo que sus salarios estuvieran en el congelador durante todo este tiempo. Este parece ser el modus operandi de la patronal de la hostelería.

En todo caso, tienen una oportunidad para cambiar y asumir que el futuro de la hostelería en Asturias pasa también por garantizar buenas condiciones laborales para sus profesionales. Esa es la mejor inversión que pueden hacer para el futuro. Ninguna empresa triunfa si no es consciente que su mayor patrimonio son sus trabajadoras y trabajadores.

Les proponemos poner en marcha una mesa urgente de negociación para abordar la lucha contra el fraude laboral y la economía en B en el sector, porque hay que acabar con los contratos de media jornada para trabajar luego 8 ó 10 horas diarias y también con los contratos de ayudante para luego ejercer de cocinero o cocinera. Queremos también afrontar problemas como el acceso a vivienda temporal para los profesionales del sector en las zonas tensionadas por el turismo.

¿Están dispuestos a mojarse para que la hostelería de Asturias pueda hacer de la excelencia laboral una de sus señas de identidad?

Esperando su respuesta, atentamente

Documentación asociada
Documentación asociada